TOM ABELLA SE PRESENTÓ EN EL AUDITORIO SKANDIA


Como una dulce melodía, de repente Iris Abella tomó el micrófono y dijo claramente con esa dulce y melodiosa voz infantil: “Soy Iris Abella”. Ese era solo el esplendido toque final de la canción que le dedicaba su papá, Tom Abella, quien ya había demostrado durante toda la noche ese virtuosismo que lo caracteriza en la interpretación de la guitarra y que hace de su último álbum “TINITUS” un extraordinario trabajo, digno de ser apreciado por cualquier rockero que sienta placer con la buena interpretación de la guitarra, como quien dice: todos los que aman esta música.

Pero, el concierto no solo permitió conocer algunos de los temas de esta trabajo que vale la pena adquirir, sino los buenos músicos que lo acompañan en su música, Ricardo en el bajo, Mario Andrés en la batería y Oscar en los teclados. Cada uno de ellos demostró ante el público que había llenado el auditorio, que son tan buenos en sus instrumentos como cualquier maestro y merecieron un gran aplauso por su increíble interpretación de la música.

Una buena noche en la que la presencia de la familia de Tom Abella, y la dedicación que hizo de las canciones compuestas a su esposa e hija, logró hacerla un poco más cercana a su parte humana, lo que es muy valioso para cada uno de los asistentes al lugar.

Este es un trabajo que vale la pena adquirir, como todos los productos que puedan hacer que usted disfrute de este gran guitarrista colombiano.