BOGOTÁ EUFÓRICA CON LACRIMOSA


Por: Hugo Enrique Díaz Rodríguez. Especial para www.fortindelcaballero.com

Lacrimosa se alojó en nuestro país por primer vez para evidenciar todo su despliegue musical y escénico en Bogotá. Para muchos de nosotros un día realmente esperado por años enteros, años en que siempre disfrutamos y gozamos con total pasión de su profundo concepto artístico. 

En este día, muy temprano seguidores ansiosos esperamos a la puerta del imponente escenario Downtown Majestic, allí, iban y venían personas con atuendos que engalanaban la popular calle 23 como una mancha de obscuridad y cierta galanura, que dispuesta se preparaba para una noche sin precedentes, una noche realmente inolvidable. Durante la tarde mientras los minutos pasaban y recreaban la forma en que podría ser el contacto con esta gran agrupación, se hicieron presentes algunas pequeñas correrías en la fila en afueras del venerado escenario, situaciones que suceden pero que no opacaron el gran nivel de producción y calidad con que fue concretado el concierto. Así, fueron un poco más de las 3 de la tarde y se dio inicio con agilidad al ingreso.
Nosotros, quienes con comportamientos afanosos y un poco nerviosos previos al primer contacto con la banda logramos dar el primer vistazo al lugar en donde desde temprano nos hallábamos insistentes en hacer parte de esta prematura y eventual emoción en esta gran fecha. Al ingreso solo una mirada que con alto impacto a nuestra vista bastó para satisfacer nuestros deseos, al ver dibujado en el telón del escenario el nombre de LACRIMOSA. Fue así como allí dos banderas ancladas como anclado nuestro cariño a esta banda estaban dispuestas frente a nuestros ojos, banderas que mostraban el afamado arlequín de la agrupación así como el parche del bombo de la batería que allí también estaba. 

Así fueron pasando muy lentamente los minutos, el auditorio poco a poco también evidenciaba la presencia masiva de nosotros los acérrimos fans y cuando eran ya casi las 7 de la noche presenciamos al stage manager de la agrupación adelantando pequeños ajustes para dar inicio a la anhelada presentación. Momento a momento corría con lentitud, eran casi las 8 de la noche cuando escuchamos por nuestros oídos, el Lacrimosa Theme que daba aviso del continuo contacto con la banda. Fue así como a nuestros ojos se dio la entrada de uno a uno de los integrantes de repente frente a nosotros y haciendo explotar en gritos y sentimientos de júbilo al público, inmediatamente como un gran golpe de éxtasis escuchamos Schakal y de momento frente a las líneas de la letra de este tema desde la nada escuchamos la voz de Tilo Wolf haciendo estallar en emociones de alegría y euforia a todos los asistentes y fue así como desde el comienzo los gritos, las letras entre el público de sus canciones, rosas sin cesar frente al escenario y múltiples sentimientos de euforia se desnudaron frente a la mirada de la agrupación. 

De esta manera LACRIMOSA inició a notar la extrema alegría de nosotros su público y en sus rostros no se dibujaba más que sonrisas y expresiones de gratitud. Uno a uno sonaron sus clásicos y algunos temas recientes como fueron Alleine Zu Zweit, Ich bin der Brennende Komet, Durch Nacht Und Flut, The Turning Point, Der Morgen Danach, Mandira Nabula, Flamme im Wind, Lichtgestalt, Alles Lüge, A Prayer For Your Heart, Stolzes Herz, Bresso, Ohne Dich ist Alles Nichts, Malina, Not Every Pain Hurts, Ich Verlasse Heut' Dein Herz hasta llegar a Copycat, obras que deleitaron y extremaron el estado de nuestros sentidos. Cada momento era más extremo y cada vez mas desbordante de emoción, cada instante al escuchar todas sus canciones nuestras palabras se alzaban en mirada al cielo para vociferar a golpe de pecho sus líneas musicales. Así se desarrolló un concierto que fue caracterizado por la extrema efusividad del público, que en muchos momentos casi ni el sonido de la agrupación en vivo podía escucharse por los enloquecidos gritos del público. Todo fue alegría y emoción y mas aún al ver las banderas tricolor que descansaban sobre el bombo de la batería y sobre los teclados de Anne Nurmi, como si fuesen la cubierta exterior de su inspiración y que en muestra de gratitud la banda hacia parte de su espacio, de su performance. Muchos momentos quedarán en nuestra memoria de este inolvidable concierto, tantos como cuando Tilo Wolf que de manera poco ocasional e infrecuente en él, se acercaba a nosotros los fans enloquecidos a cantar muy cerca de nosotros, de la misma forma a danzar una de sus banderas que allí estaban junto a la batería haciendo también generar mayor euforia en nosotros y mas allá de todo ello, recordaremos con un sentimiento de nostalgia el momento en que este ecepcional artista mientras en una de sus retiradas del escenario durante su concierto, fue hacia su camerino y nos abordo a todo el público expresándonos su deseo de tomarnos una foto en su cámara personal para llevarse consigo un grato recuerdo, fotografías que hoy son parte del Blog oficial de la banda.

Esto simplemente fue un concierto único, fue el mejor concierto de mi vida y también el de muchas otras personas, fue un espacio esperado por muchos años y que nosotros los que valoramos intensamente la inspiración de Lacrimosa gozamos sin cesar!. Gracias Lacrimosa, Gracias a Matrix entertaiment, Gracias al público y gracias de corazón a mis hermanos Alejo y Javier por permitirme el honor de hacer parte de su grandioso equipo de trabajo! Fue un honor!!!

Esto va dedicado a todos los que amamos a esta gran banda… LACRIMOSA