OPUS DEI - KILCROPS-


 

AUTOPRODUCIDO 2010

A mediados de los 90’s apareció en el mercado nacional del Metal un trabajo hecho por una banda que hacía una música diferente. Ese disco fue JAVHE KARMA, sin duda alguna uno de los referentes obligatorios al momento de inventariar los grandes discos del Metal Nacional.

Casi al final del milenio pasado el grupo sacó A LAS PUERTAS un demo en formato cassette que es considerado una rareza. Por Kilcrops pasaron muchos músicos, tantos que resulta complicado mencionarlos a todos.

Sin embargo, desde hace unos años Hooseman Adame, vocalista y único miembro original, estabilizó la alineación, logrando grabar con esta su segundo trabajo completo OPUS DEI, editado en el 2010. Un cd complejo que continúa con la línea temática que ha caracterizado a Kilcrops en los casi 20 años de vida musical y del cual escribiremos algo en las siguientes líneas.

Cada una de las canciones es un llamado a la reflexión sobre el papel del ser humano en este espacio que se acordó llamar tierra. Musicalmente  Kilcrops se mueve entre el Thrash y el Death Metal, lo que probablemente se llamaría Thrash Melódico.

“Especie Dominante” inicia OPUS DEI. Es una autocrítica sobre la responsabilidad del hombre en cada uno de los actos que afecta a la naturaleza. Sobre todo los negativos, que vienen a ser la mayoría. Infortunadamente la especie dominante es la que se está encargando de acabar con lo poco que queda del planeta.

“Opus Dei” es la segunda canción. Una embestida contra la organización que fundó José María Escrivá de Balaguer en 1928, sacerdote español que convirtió a esta secta en la más poderosa asociación en el mundo, controla desde el Vaticano hasta la más humilde de las iglesias. Monopolio espiritual.

En “Orfandad y furia” el tema es la problemática social que representan los miles de niños concebidos no deseados. En la mayoría de los casos terminan convirtiéndose en una carga que el estado no asume y que prefiere verlos deambular por las calles con la única obligación de alimentarse para vivir. No importa a qué precio.



“Yage Gris” es tal vez la canción más intimista del trabajo. La música fue uno de los legados de Carlos Venegas, excelente guitarrista que formó parte del grupo así como de Underthreat. Tal vez lo más cercano a lo que quería expresar Hooseman Adame, letrista, es dolor interno.

“Academia” es la segunda de tres canciones que dejó Venegas al grupo. Ella argumenta que el ser humano es humano simplemente por el hecho de haber nacido. Comparte los mismos derechos y debe asumir los mismos deberes, sin distinción de ninguna clase, por encima de consideraciones de todo tipo.

“Carroña Psíquica” recuerda la eterna dualidad del ser humano: El bien y el mal. Todos somos mitad dioses, mitad demonios. Cada uno escoge el camino a escoger. El ideal de ser humano dice que el equilibrio es el que debe imperar. Si todo fuera así de fácil no existiría tanta injusticia.

“Musa Oscura” un tributo al poder que ejerce lo femenino en el mundo. Ante eso, poco se puede hacer.

Cierra el disco “Falsos Positivos”, el primer sencillo de este OPUS DEI. El tema es bien simple: Matar y desaparecer personas para ganar indulgencias. Una práctica por parte de las fuerzas militares y policivas más frecuente de lo que nos podemos imaginar y que lleva tiempo haciéndose.

Ocho canciones que muestran a Kilcrops pleno, lleno de vida y con bastante cuerda. El trabajo de Ricardo y Óscar en las guitarras, de Lina en el bajo, de Jaime en la batería y de Hooseman en las voces, de muy buena factura. La producción en general muy bien. El diseño gráfico, a cargo de Felipe Machado, de gran nivel, tal vez la impresión quedó algo cargada de tinta oscura, lo que no permite dimensionar completamente el concepto que el grupo quiso manejar con las imágenes. Acertadísimo el nombre del trabajo. Larga espera, que nos trajo un cd que cumple con el legado del gran Javhe Karma.