Nightmare en Pamplona:


LA PESADILLA CONFIRMA QUE EL METAL NUNCA MORIRÁ…


diegomegatherium@yahoo.es

¿Pensaste que el autentico metal había muerto?, prepárate para tener una experiencia con una verdadera banda que esta reviviendo las raíces del verdadero metal...No sé por qué se nos continua formulando esta interrogante, ese cliché debe desaparecer de nuestras cabezas, Nightmare así lo demuestra, el verdadero metal nunca ha muerto.Hace mas de dos años escuché junto a dos amigos el HIGH SPEED VENOM, en un conocido bar cucuteño, debió pasar todo este tiempo para poder verlos en vivo en nuestro departamento.


Llegué a Pamplona a las 4:00 p.m., ninguno de los head bangers cucuteños pudo acompañarme ya que debían cumplir con sus diferentes jornadas hasta el final de la tarde, por mi parte les advertí que no sería capaz de someterme a un trancón, un choque, un retén de la policía,en fin, cualquier imprevisto que alterara mi propósito.
Efectivamente, a mi llegada el ambiente en los alrededores del evento era de total penumbra, ya paseaban por ahí los integrantes de las bandas de black metal teloneras esa noche de la Señora de la Oscuridad.
Ya empezaba a desesperarme pues no conseguía entrevistarme con Nightmare que aunque ya en la ciudad, estaban tal vez conociéndola, comiendo o bebiendo. Para fortuna mía empezaron a llegar caras conocidas: Sabbath, de Bucaramanga Carlos y César Ardila, entre otros.
Encontramos a la banda, comenzamos una agradable conversación y en medio de ella la banda nos comunica que debe viajar ese mismo día de regreso a Medellín a las 9:30 p.m., pues el próximo bus rumbo a esa ciudad saldría a las 5 de la tarde del día siguiente y eso les impedía cumplir con sus horarios laborales del día lunes en Medellín, lamentando este inconveniente los problemas continuarían pues ya eran casi las 6:00 p.m. y el evento no empezaba; ¿Debería hacer erupción el heavy metal desde el principio?. Sin engreimiento alguno, los hermanos Uribe dieron muestra de que lo único que les importaba era brindarnos su show en el puesto que tocara ¡ Si o qué ! Agregó el viejo Oscar, continuábamos charlando y ENFORCER dijo que cree tendrían que descartar algunos temas del repertorio por la hora, entre ellos THE KING IS GONE, ¡ no podía ser cierto !, las alarmas se encendieron de inmediato y se decidió que FIRE, la banda local, ejecutando un clásico thrash metal abriera el evento, llegaron los metal brothers cucuteños justo siete minutos antes de que empezaran los demonios a danzar y las brujas a cantar, ya era tarde, nadie podía salvarse del infierno pues RIPPER ejecutando el riff inicial de INNER CONFLICT, daría comienzo a la noche de lamentos desesperados y la respuesta de los metal maniacs nortesantandereanos no se hizo esperar, de inmediato comenzó la persecución, junto a Paipa y Leonardo black, el par de amigos con los que escuché esta banda por primera vez, intentábamos resistir pero el veneno estaba fluyendo y de ahí en adelante nuestras mentes se perdieron, a mi lado izquierdo haciendo honor al metalhead, se encontraba Sabbaigoth, solo había visto esta reacción en esa embrujada alma en algún ensayo de Megatherium, creo yo, y no era raro pues todo el lugar estaba conmovido con la majestuosidad de la madre de la noche, los asistentes sentimos como todo el HIGH SPEED VENOM, quemaba nuestras venas (pues tocaron todos los temas del trabajo), ¿faltaba mas?, en medio del concierto se abrieron las verjas del averno con GATES OF HADES e INVASION, y nuestras almas empezaron a arrastrarse, se empezaban a quemar, y por si fuera poco nos obsequiaron su nuevo tema RIDE THE FIRE, que por supuesto para el público no era nada nuevo.

Después de que todos los metalmaniacs nortesantandereanos se unieran al círculo del fuego, y casi culminado el ritual, aún la locura rodeaba el aire, era el último tema WHEN HELL IS OUT OF CONTROL, anecdóticamente un ferviente y fiel personaje intentó interrumpir el sacrificio final recibiendo como recompensa por ello una brutal patada en el pecho de parte de SINISTER STORM, obligándolo a huir del lugar y tal vez a esconder a su esposa, liberado, el Rey debía irse, sin embargo la gente por costumbre utópicamente repetía otra, otra, otra y así quisiera era imposible para la banda continuar, el veneno de la serpiente negra había atravesado nuestras venas pero para WITCHHAMMER y RIPPER, no era suficiente, asombrados con la resistencia, furor y vehemencia de los integrantes del rito quienes no paraban de repetir en coro todos los himnos en honor a ese reino de fuego, decidieron asesinarnos, y sí, para el asombro de todos, la banda resolvió continuar con un tema más, dejándolo a nuestra disposición, complicadísima elección, ¿Se pondría alguien de acuerdo?, (yo hasta pedía RISING EVIL pues no lo habían tocado), al final la banda decidió asegurarse de que nos quemáramos en el infierno y repitió el tema HIGH SPEED VENOM.
Si señores RIPPER, WITCHHAMMER, ENFORCER y SINISTER STORM, se sintieron complacidos en su trono, al final se despidieron agradeciendo la respuesta de Norte de Santander, ¿Por qué agradecerían, no debió ser al revés?, ¿Será que ellos mismos no se han escuchado?, qué compromiso y humildad la de estos guerreros del metal nacional.
Después de que los reyes se marcharon el concierto para muchos terminó, suele suceder así, cuando la banda cabeza de cartel abre el evento, no podíamos hacer nada, todos sabíamos por qué estábamos allí y nos sentimos honrados por eso.
Cerrarían las tres excelentes bandas de black metal invitadas: ESPÍRITU OCULTO, OLD BETRAYER y los Hermanos Venezolanos de IGNI DARE, encargados de la decapitación de las personas que llegaron un poco tarde al evento.

Nightmare, una gran banda nacional. Este HIGH SPEED VENOM, es orgullo para el metal Colombiano y Suramericano creo yo, he allí la respuesta de por qué conocíamos todos sus temas, y en agradecimiento a ello, tocaron en contra de las circunstancias de tiempo, todo su repertorio. Quiero resaltar, sin querer ofender a nadie, que este es el mejor disco de una banda de metal colombiano que haya tenido en mi manos, es completísimo, no encuentro la palabra adecuada para describirlo, de lo que estoy seguro es que no puede faltar en muestra colección personal y me arriesgo a afirmar algo más atrevido y es que dudo que alguien en Colombia pueda superar este trabajo, inclusive sus mismos creadores por que repito: el HIGH SPEED VENOM, es una joya desde el principio hasta el fin, en todo sentido.
¿Entonces alguna vez ha muerto el verdadero metal?

Hoy estoy mas convencido de que nunca ha sido así, eso es falso, si no me cree escúchese el HIGH SPEED VENOM.

diegomegatherium@yahoo.es