Recomendado del año: "Acts Of Insanity", retorno del auténtico Thrash Metal


Por: Ignacio Navarro. Colaboración especial para: El Fortín de Colombia.
Link: www.rafabasa.com
Un gran trabajo de Thrash Metal añejo, realizado por una serie de músicos de acreditada reputación, que junto a un cantante brutal como Mario, desarrollan todo su potencial a la hora de crear un disco de Metal, que se erigió junto a los últimos lanzamientos de HIRAX, EXODUS, KREATOR o DESTRUCTION como un pilar fundamental para el retorno del autentico THRASH METAL
“Acts of Insanity” fue autoeditado a principios de septiembre del año pasado en Estados Unidos. Y este febrero pasado, por fin, cualquier amante de la vieja escuela del Thrash Metal se deleitó con la opera prima de esta banda Neoyorkina.

El cuarteto se formó a penas hace tres años, cuando componentes de OVERKILL decidieron dar rienda suelta a su espíritu compositivo, un espíritu demasiado castrado por la autoridad de Blitz y D.D. Verni en la banda de la calavera alada. Es por ello que Tim Mallare a la batería y Dave Linsk a la guitarra, decidieron formar esta poderosa banda para desarrollar un Thrash Metal más brutal que el ejecutado con OVERKILL. Para ello decidieron reclutar a Dereck Tailer al bajo (su función en OVERKILL es la de guitarrista), y a Mario, cantante que militó junto a Linsk en la banda ANGER ON ANGER y que en nada se parece a Blitz.

Contenido del CD

El disco se compone de nueve cortes y es más bestial, con un sonido de Thrash Metal a la vieja usanza. Tres de ellos están rescatados de su demo del 2003. "Walls of Hate" que abre el disco hará de entremés a tus oídos, para que se vayan adaptando a la avalancha sonora que te espera durante 37 minutos escasos. Los otros dos temas rescatados son "Won t See Fear", más mediocre, y "Repent" con unos ritmos más decadentes y que da cerrojazo al disco.

Con "Setting Me Off", Mallare pisa el pedal del bombo como si de un formula 1 se tratara, la batera suena como una apisonadora, mientras Dave realiza afilados riffs de guitarra proporcionando agilidad a la escucha. Según pasan los minutos empiezas a sentir que estas cuatro bestias pardas no piensan dar tregua ni a tus oídos ni a tu cuello. "Violence Breeds" y "Face the Pain" así lo atestiguan.

La única pega destacable del disco es la semejanza en el patrón compositivo de los nueve temas, pega solventada gracias a la no excesiva larga duración de los mismos, y por tanto a su dinámica escucha.

En definitiva, un gran trabajo de Thrash Metal añejo, realizado por una serie de músicos de acreditada reputación, que junto a un cantante brutal como Mario, desarrollan todo su potencial a la hora de crear un disco de Metal, que está a la venta desde febrero de 2005 junto a los últimos lanzamientos de HIRAX, EXODUS, KREATOR o DESTRUCTION como un pilar fundamental para el retorno del autentico THRASH METAL!!!

Ignacio Navarro