LA CONSECUENCIA (Editorial Agosto 2007)


El ser humano cambia. Este cambio obedece entre otras causas al paso del tiempo, a las experiencias vividas y a factores externos. Hoy es fácil leer, escuchar o ver cosas que hace algún tiempo atrás creíamos imposible.

En el caso del hombre, resulta triste saber que, en muchos casos, los principios personales pasan a un plano inferior debido a circunstancias de carácter obligatorio. Por eso encontrar personas consecuentes es una de las tareas más difíciles que existe, por no decir que imposible.
Según la RAE (Real Academia Española), ser consecuente es: " Dicho de una persona: Cuya conducta guarda correspondencia lógica con los principios que profesa".
Permanentemente escuchamos testimonios de personas que en épocas pasadas no los hubiesen dado, frases y conceptos muchas veces inverosímiles en los que se nota que ser consecuente es tal vez uno de los actos más difíciles de la vida pero igualmente uno de los más gratificantes.

PENSAR-HABLAR-HACER

Si se cumple este ciclo ordenadamente, estaremos dando un paso firme hacia el encuentro de nuestro propio ser, de lo contrario (el caso más frecuente), seguiremos condenados a vagar por esta vida sin saber realmente qué buscábamos en ella.
lemuroculto@yahoo.es