MAESTRO: ME DICEN QUE TE ESCONDES…POR ESO ME LLAMAN MAESTRO (EDITORIAL ABRIL 2007)



La experiencia no se improvisa. Este axioma bien se puede aplicar en cualquier tópico de nuestra vida. En las artes con más razón. En muchas de ellas (las artes), la academia fundamenta al artista, le da bases para crear, sin embargo, la práctica que el personaje realiza, termina por moldear la idea que quiere expresar en su obra.
Para muchos no haber podido (o querido, según sea el caso), ingresar a una academia, no ha sido impedimento alguno para crear auténticas joyas. Autodidactas sobran: pintores, músicos, escultores, escritores, poetas, en fin, todos aquellos involucrados en este maravilloso mundo no necesariamente han pisado alma mater alguna, sólo el talento y la intuición han guiado su trabajo.
Estas líneas son una voz de aliento para todos aquellos que tienen algo para mostrar y que por motivos disímiles no lo hacen. El mundo está lleno de maestros, falta sólo identificarlos o que ellos mismos den alguna señal. ¿Cómo reconocerlos?
lemuroculto@yahoo.es