ENFRENTANDO LA BATALLA POR LA VIDA


Tal vez sean las ganas de vivir todo de una sola punzada o de no querer cometer ningún error a la hora de cumplir con nuestras metas; Quizá sea la sociedad que pareciera no creer en nosotros por sus falsos prejuicios, posiblemente queremos que los demás piensen como nosotros; son muchas formas de sentir que estamos estancados, que la sociedad no nos comprende. Cualquiera de estas razones o muchas más pueden llegar en algunos momentos a afectarnos mucho y nuestras emociones juveniles no son capaces en muchos casos de enfrentar tanto conflicto en nuestra mente y sentimos como si nos atacaran por todos los francos porque además toca ganar varias batallas en el estudio y con nuestra familia.

Así como nosotros se sienten muchas veces los guerreros mientras sostienen las duras batallas, pero como ellos debemos seguir enfrentándolas hasta la muerte porque seguimos vivos y el Rock es como una armadura mágica que nos da fuerza y nos permite hacer mejor las cosas que los demás.

Así que, metalero, rockero, ¡gánale la guerra a esta vida que tienes! No puedes dejar que te venzan quienes no poseen tus ganas y fortalezas. Acuérdate que somos todo un ejército y no nos van a derrotar jamás. Levántate, lucha por tus ideales, que no te han dado esa estocada final y cuando tengas algo que olvidar pon en tu equipo de sonido “SLAYER”, “DEATH”, “IRON MAIDEN”, o cualquiera sea la banda que tus ánimos va a levantar y cuando menos te des cuenta vas a notar que no estás herido, que hay mucho porque vivir y si no tienes un amigo, aquí estoy yo, el Monolucho, que nunca te va a abandonar.

Gracias.