SLAYER: EL PRINCIPIO DE TODA UNA GRAN ERA



Es increíble el poder que ha tenido esta agrupación.

Desde sus primeros trabajos, una fuerza especial comenzó a llenar el alma de cada uno de los seres que la escuchaban. Inicialmente conformada por Tom Araya, Kerry King, Dave Lombardo, Jeff Hanneman, Slayer ha sido referencia obligada para todos los rockeros del planeta, en especial para los más pesados, por su calidad en todos los aspectos, ya sea musical, ideológico, y escénico.

Los trabajos de Slayer, desde el primero, el “Show no Mercy”(1983), han sido pieza de colección clave para cada uno de sus seguidores.

Su discografía es más bien amplia, pues a este disco siguieron el “Haunting the Chapel”(1984) y el “Live Undead”(1985), dos pequeños trabajos donde se hace notar toda la brutalidad del grupo.

Excepcionales, por no decir más, son “Hell Awaits”(1985), “Reign in Blood”(1986), “South of Heaven”(1990), y el “Seasssons in the Abyss”(1990), cada uno de estos álbumes lleva una propuesta diferente y extrema, no solo en el aspecto musical, que permite al oyente digerir fácilmente cada uno de sus temas y mantenerlos en lo más profundo de su ser como verdaderos himnos, lo que se ha mantenido a través de los años por el inmenso mito que se ha generado alrededor de esta banda norteamericana y en el que muchos seres ajenos a este movimiento cultural han tratado de tildar de nazis, violentos o satánicos, pero es mucho más que todo esto, porque sus letras pueden confundir a más de una persona si no está preparado para estas.

Temas como “Die by the Sword”, “Hell Awaits”, “Black Magic”, “War Ensemble”, “Raining Blood”, “Angel og Death”, “Mandatory Suicide”, “Chemical Warfare”, “jesús Saves”, entre muchos otros han sido tomados como verdaderos himnos para los metaleros y es por esto que el álbum doble en concierto, el “Decade of Agression”, es uno de los mejores trabajos en vivo que se puedan tener en la colección personal de música.

Son más de veinte (20) temas de esta banda interpretados con una máxima energía y manteniendo la adrenalina de quien lo escucha al ciento por ciento las prácticamente más de dos horas de duración de verdadera maestría escénica.

En 1989 varias bandas sacaron un tributo a esta banda, entre las que se encuentran varias de gran categoría, como “Hypocrisy”, “Dissection”, “At the Gates”, “Enslaved”, “Cradle of Filth”, Malevolent Creation”, y “Benediction”.

Porque realmente no podrá nadie desconocer que esta banda los ha influenciado a todos, toquen trash metal, speed metal, black metal, death metal y hasta punk.

Es la banda que le gusta a un ciento por ciento de los rockeros de espíritu y siempre será así.

Solamente queda decir, Slayer, gracias, y por siempre, todo mi respeto.

Monolucho.