Últimas noticias

PAUL DI’ ANNO y ARGALS en Bogotá


EL ASESINO Y EL CACIQUE ARRASARON

Primera parte: Alejandro Barbosa
Segunda Parte: Javier Barrero
Fotos: Fernando Gómez

Después de un largo período de receso en cuanto a presentaciones en vivo se refiere, la banda de rock bogotano ARGALS regresó a los escenarios, con dos nuevos integrantes en su alineación: Juan Sebastián Ruiz, en la batería y Aldo de Córcega en los teclados. La llegada de estos músicos permitió un sonido progresivo más fino y limpio que hizo que la banda lograra llevarse un buen número de aplausos como antesala del show central.

ARGALS brilló también con el poder de la guitarra de Andrés Argüelles y Alexander Parra en el bajo en una noche ávida de heavy metal por la expectativa del público de ver en concierto a la leyenda viva de IRON MAIDEN Paul Di Anno.

Dentro del repertorio de ARGALS se destacaron en su orden los temas: "Light years", "Souls healer", "In the brink of the abyss" incluidos en el sencillo "Opening my soul" que en español significa “Abriendo mi Alma, el tema "Light in the forest" y la canción "Fear" que hará parte de su primer álbum "Resurrection" y en el cual la banda trabaja desde el inicio de este año. ars

Esta banda nacional cada día se consolida más con un estilo muy propio y por la unidad de sus integrantes cuenta con un alto nivel musical que busca traspasar fronteras y llegar a países como Estados Unidos con su tema "Light in the forest" que estará incluido en el compilado del sello americano MNR y saldrá al mercado en agosto 2007.

Yeison Herrera, vocalista de ARGALS como siempre con su energía y fuerza vocal preparó a los asistentes y los dejó listos para alucinar con el maestro inglés Paul Di Anno. Claro está que la gente tuvo que observar durante un tiempo prolongado en las pantallas de video del bar, imágenes de sus conciertos en Inglaterra, como anuncio de su inminente llegada a la tarima.

EL ASESINO EN ESCENA

Pasó demasiado tiempo desde que Argals terminó su presentación hasta el momento en que la leyenda se apoderara del escenario. Casi eran las 11 de la noche cuando el ex vocalista de Iron Maiden acabó con la espera y no pudo ser de mejor manera: Wrathchild. Todos alucinamos. Teníamos al frente al hombre que moldeó en buena parte el Heavy Metal que hoy día escuchamos. Di’ anno es un tipo singular. Su aspecto físico delata su dilatada carrera, desde Maiden, pasando por Battlezone hasta Killers, su banda actual, algo pasado de kilos pero con la energía de un joven. A medida que descargaba canciones, hablaba sobre el presidente de los Estados Unidos George W Bush con sospechosa insistencia, con discursos y palabras no publicables, por supuesto el público apoyaba cada diatriba.

Si el comienzo fue alucinante, lo que siguió no lo fue menos: Prowler. El inglés habla poco español, pero de manera aceptable.

La lista de canciones incluyó temas de la época de Battlezone y de de Killers, pero indudablemente queríamos escuchar Maiden, al fin y al cabo los temas de los dos primeros trabajos de la doncella él los cantó.

Todos sonaron espectaculares. “Phantom of the Opera”, “Running Free”, “Murders of the Rue Morgue”, “Transilvania”, entre otros.

Mención aparte merece la banda. Di’ anno comentó que para facilitar las cosas tenía bandas en diferentes partes del mundo. Para América es “Manthra” de Costa Rica. Los temas sonaron fieles a los originales. Los músicos con su actitud se ganaron el respeto de los asistentes. Muy buena banda.

Una hora y media descargó el inglés. Faltaron pocos temas. ¿El cierre? Fenomenal: “Sanctuary”.

No se entiende cómo una figura de ese nivel es vista por tan poca gente: la publicidad se hizo con tiempo, con amplia difusión, preocupante.

La organización respondió con el compromiso. Vimos al vocalista original de Iron Maiden, sólo 150 personas aproximadamente tuvimos ese honor y ese placer, los demás, a lamentarse.

No sabemos si Iron Maiden toque algún día por estos lados, lo único cierto es que Paul Di`anno tocó en Bogotá, tal vez sea lo más cercano que escuchemos algo de los ingleses. Ojala me equivoque.