UNA SINIESTRA NOCHE CON CRADLE OF FILTH


Fueron afortunados quienes asistieron al concierto de Cradle of Filth, pues la banda inglesa demostró porque ha recibido esa inmensa respuesta de los amantes del Death Metal en el mundo. Pese a ser una banda que toma muchos elementos góticos, su música llegó a las almas oscuras y atemorizantes del público con una pesadez y una fuerza pocas veces apreciada en la escena colombiana.

Con temas compuestos en los últimos diez años, los británicos hicieron compenetrar a los más de 2500 asistentes al Coliseo el Salitre en un único sentimiento adquirido por la buena música que se estaba presentando en vivo. El espectáculo empezó aproximadamente a las 5:50 p.m., con la presentación de la banda Koyi K Utho, la única cuya música desentonaba con las otras bandas, lo que permitía ampliar en algo el criterio musical de los presentes.

Luego siguió Awaken, banda de Death Metal, que ya acercó mucho más a las personas a esa noche oscura de rock pesado. Y, para recibir con el corazón abierto a los músicos internacionales, se presentó con éxito la banda paisa Liturgia, que lograron hacer una buena noche ante la gran masa de bogotanos que esperaba a sus ídolos Whispers my name, Disk and her embrance, Cthulu Down, y muchas otras, que durante una hora y media lograron impresionar a los miles de asistentes a este espectáculo que perdurará en sus almas negras por el resto de sus días. Un grupo que impresiona por la calidad de sus músicos, y una gran calidad de las voces de Dani Filth, que demostró bastante vigor en el escenario.

“Dusk is unveiled And the trinity, Complete. Like a cerveros Whose coming ruptures The hymen of night It rises, begrimed & black Freed of hunt tender prey And, when the waning light Has fled in horror before us And our desire is upon thee Welcome slavery well”. Cradle of Filth. Frase contenida en el trabajo “Dusk and her embrance”.