Duitama a merced de Kraken


Por: Alejandro Barbosa Valderrama La población de Duitama vivió el sábado 19 de febrero un día especial pues desde las profundas aguas de Noruega y con sus largos tentáculos arribó a esta ciudad el séptimo titán de la mitología griega Kraken, con un abrazo enorme de temas clásicos y recientes que cuentan su larga trayectoria artística de 20 años.

Elkin Ramírez ayudado de su equipo actual de trabajo hizo saltar de emoción y vibrar a cientos de rockeros de estas tierras que soñaron desde hace mucho tiempo tener de cerca al mentor de un proyecto de vida consolidado como Kraken. "Frágil al viento", "Seres de Barro y miedo", "Lenguaje de mi piel", "Revolución","Aves Negras", "No me hables de amor","Corazón Felino","Muere Libre","Fugitivo", "Sin Miedo al dolor" y el inolvidable "Escudo y espada" entre otros encantaron al pueblo boyacense y a más de un fanático de la banda que desde Bogotá viajó a vivir un concierto más de los tantos esperados que sólo puede dar el máximo representante del rock nacional.

Al final del último tema el público quedó atónito ante el sonido y visión de un fuego pirotécnico en el escenario muy al estilo de grandes bandas de rock internacional como: Kiss o AC/DC.

Envuelta por el Titán

Con la fuerza y energía de un volcán propias del titán del rock nacional Elkin Ramírez acompañados de un excelente trabajo de ingeniería y la preparación de sus músicos mantuvo entretenida a la juventud boyacense durante casi dos horas de concierto este sábado 19 de febrero. Al público de esta ciudad, se unieron los fanáticos de Bogotá quienes con una valla gigante recordaron la carátula del primer disco con el monstruo Kraken.

El inmenso calamar lo fue una vez más, al desplegar toda su técnica en escena, concientizar al público sobre el drama que hoy en día viven los desplazados de nuestro país con el tema: "Seres de barro y miedo"; mostrar como un jugador puede perderlo todo por azar en: "Fugitivo"; añorar todo el tiempo que pasó y jamás regresará dejando sólo huella y camino en: "Frágil al viento"; para después de un amplio repertorio de 20 largos años de carrera llegar a la conclusión de que: "Todo hombre es una historia".

A este evento, no podía faltar la corte de El Fortín del Caballero que tuvo el honor de presenciar en primera fila el montaje y trabajo escénico de cinco hombres, quienes de cuerpo y alma se entregaron a una sola causa: Kraken y su público.

Sin intereses creados, sin el afán de figurar, sólo con un objetivo claro y definido: trabajar sin descanso por la gente que paga una boleta o hace su mayor esfuerzo por comprar la música y que nunca olvidará el paso del séptimo titán de la mitología griega por tierras boyacenses.

Quien escribe estas línes agradece todo el apoyo y hospitalidad brindados por Duitama, la organización del concierto, el afecto y atención de los músicos y bandas que se presentaron, los managers de las mismas, el cariño de Sirius en cabeza de su fundadora Leydi Jiménez (pronto haremos una reseña sobre su nueva banda de heavy); además de guardar en la memoria el cierre del concierto, con el sonido de una explosión y el destello de luz que sólo produce: la magia del rock.