La Progidiosa garganta de Tardy aturdió Bogotá: OBITUARY O EL REGRESO DEL VENGADOR


Obituary, la leyenda estadounidense del Death Metal tocó en Bogotá. Suena increíble, pero fue cierto. Aún más increíble es la poca expectativa que género en los adeptos a esta corriente del metal. Resulta imposible creer que apenas 400 personas testificaran a los dioses Obituary.


En la tarde del día del evento los medios tuvimos la oportunidad de hablar con la banda, al lobby del hotel bajaron los cinco personajes que hacen parte del grupo. Con cada uno de ellos la prensa tuvo oportunidad de hablar durante algo más de media hora. Las fotos de rigor, los saludos grabados, los autógrafos y las entrevistas para los medios que cubrimos el concierto. Cada uno de los músicos de una manera muy amable habló sobre la experiencia de tocar en Colombia por primera vez, aunque a Raplh Santolla lo vimos cuando hacía parte de las otras leyendas Deicide, de la gira por Suramérica, del más reciente trabajo “Xecutioner`s Return”, una clara evocación al primer nombre de Obituary y un regreso al sonido brutal y contundente al que nos tiene acostumbrado esta máquina de hacer metal. Todos coincidieron en que toda la gira fue maravillosa y que tenían muchas expectativas sobre el público colombiano. En esa parte no sé si quedarían algo preocupados. En fin, lo que seguía era el concierto.
Vital et Mortem es una banda de Medellín que practica un extremo Death Metal con todas las de la ley. Ellos calentaron al público durante los 40 minutos que duró su presentación. Su set incluyó temas de sus demos, de su cd “Life in Death” y algunos adelantos de lo que será su próximo trabajo. Dejaron todo sobre el escenario, su sonido es puro metal extremo, sin concesiones. Buen inicio. Eran apenas unos minutos antes de las 8 de la noche.
Bastaron pocos minutos para cuadrar el sonido de Obituary. La figura menuda de Donald Tardy se posesionó de la batería, los señores Trevor Perez y Ralph Santolla hicieron lo propio con sus hachas, el señor Frank Watkins con sus cuatro cuerdas empezó a machacar. John Tardy, sin duda alguna el mejor vocalista Death Metal del mundo, comenzó su ataque.
Para ese momento el sonido mejoró muchísimo. Vital et Mortem por momentos sonó algo saturado. La descarga de los de la Florida incluyó temas de casi todos sus trabajos, sin embargo, para quienes queríamos escuchar clásicos de sus obras maestras “Slowly We Rot”, “Cause of Death” y The End Complete” de su primera y mejor etapa, apenas escuchamos unos cuantos. Temas del “World Demise” y del “Xecutioner´s Return” como “Evil Ways” sonaron atronadores, después de todo, la garganta prodigiosa de John Tardy da para eso. Cerca de una hora tocó Obituary, el cierre no podía ser mejor “Slowly We Rot”. Demencial.
Preocupa que una leyenda como Obituary apenas convoque a menos de 500 personas. Las condiciones, el sitio, la logística a la altura. Sylphorium Records cumplió con su compromiso. Vimos a una leyenda en Colombia. Eso no es de todos los días.