BELPHEGOR, GOD DETHRONED Y ELEXORIEN EN BOGOTÁ


bel`hegorGuerra, zombies, cabras y otros demonios:

Por: Javier Barrero.

Fotos: Javier Barrero.

Pocas veces o nunca tres bandas internacionales habían tocado juntas en un mismo show en Bogotá. Claro, haciendo la salvedad de Rock al Parque. Eso es otro cuento. Hacer un concierto que incluya tres bandas extranjeras no es tarea fácil. Colombian Shows la cumplió.

El cartel era bastante atractivo como para no aceptar la invitación: Belphegor, una de las más extremas propuestas del metal por estos días, God Dethroned, una banda con mucha historia y Elexorien, un grupo del cual se escucharán buenas cosas en un futuro no muy lejano. La  representación nacional estuvo a cargo de Last Tyrant y de Malsano. Mistyfate, la reconocida  banda caleña estaba incluida, por ajustes de última hora no tocó.  Pasada la 1 de la tarde del domingo 20 de septiembre en el Teatro La Mamá, comenzó todo.

Last Tyrant de Bucaramanga vino a presentar en vivo su cd debut The End of the Holy Legacy. Lo de ellos es Black Metal bien trabajado. En 20 minutos de actuación dejaron claro que es un proyecto serio, con mucho trabajo y bastante disciplina. Unos cuantos minutos y malsano inició su descarga. Metal cargadísimo, denso, pesado, lleno de matices que por momentos no permite clasificar su género. Suenan muy compactos. El público disfrutó el abrebocas.

La primera banda internacional invitada en subir a la tarima fue Elexorien, jóvenes holandeses con muchas ganas de ganarse un puesto en el competido mercado mundial del metal, sobre todo el de vanguardia. Podría decirse que es Epic Metal, por los ritmos, por las voces, aunque por momentos podría parecer hasta cierto punto Folk Metal, así no tengan instrumentos de viento. Lo importante es que gustaron. Salir de gira por el mundo como soporte de un grupo del calibre de God Dethroned no es nada sencillo. Sobre todo si se tiene en cuenta que Elexorien apenas ha editado un trabajo desde el 2005, año de su creación.

aLa base rítmica del grupo la componen un buen baterista, un teclista atípico para tocar metal y una bajista que hace lo justo para que suene bien. La magia de Elexorien está en los dos personajes que se encargan de las voces: De un lado la hermosa Ine, una rubia de apenas 22 años que posee una voz melodiosa que contrasta fuertemente con la del señor Lainedil, el carismático guitarrista-vocalista. Canciones para destacar: “The Curse”, “Rising of the Storm”, “The Disciple of the Night Under a Starless Sky” y “The Serpent Strikes at Sunstone Hill”. 50 minutos de buen metal.

Preparense para la propaganda de guerra

De God Dethroned siempre se esperan buenas cosas. Vinieron a Sur América como parte de su “War Propaganda World Tour 2009” para presentar su más reciente trabajo Passiondale. Cumplieron. El líder del grupo, Henri, es un personaje que a través de los años ha demostrado que el Death Metal es un arte. Esta vez vino estrenando guitarrista, se trata de Susan, si bien no luce mucho para el público, a la hora de evaluar su trabajo hay que reconocer que lo hace muy bien. Henk y Michael complementan esta máquina de hacer metal. Los temas que mejor sonaron tal vez fueron “Hordes of Lucifer” y “Under a Darkening Sky”. En 50 minutos de presentación demostraron que el buen Death Metal no morirá.

El público esperaba con ansia la horda liderada por Helmuth, guitarrista y vocalista de Belphegor, puro metal extremo.

Bondage Goat Zombie South American Tour en Bogotá

La espera fue larga. Casi media hora para que los austriacos arrancaran su presentación. De inmediato Belphegor se adueñó de todas las almas que estaban en el lugar, cerca de 350. Toda la parafernalia, toda la leyenda sobre el grupo quedó atrás, al frente el público tenía a cuatro maniacos que han hecho del Metal algo más que pesada música.

saLos temas sonaron sencillamente aplastantes. A medida que descargaban las canciones, la ira y rabia se hacían sentir desde lo más profundo del alma de Helmuth y sus secuaces. Esa sinceridad el público la agradeció. Cada uno de los temas era una declaración de absoluta misantropía. Obviamente sonaron mejor unos que otros, sobre todo aquellos que la gente conoce por medios virtuales. “Stigma Diabolicum”, “Sexdictator Lucifer”, “Hells Ambassador” y por supuesto “Bondage Goat Zombie”, este último sobre el final, dejaron en claro que Belphegor es una de las más grandes bandas de metal extremo del mundo. Cualquiera que los haya visto en vivo lo puede certificar.

Seis horas de metal variado a cargo de cinco agrupaciones que siguen en la lucha por este arduo camino lleno de obstáculos. Bien por ellos. Mejor por los que creen en ellos.

 

Galeria fotografica