UN ÁNGEL BAJÓ A CUSTODIAR LAS PISTOLAS Y ROSAS DE CHINESE DEMOCRACY


Por: Alejandro Barbosa Valderrama. Especial para: www.fortindelcaballero.com

El pasado martes 30 de marzo sobre la tarima de un escenario organizado en el Parque Jaime Duque, Sebastian Bach, ex cantante canadiense de SKID ROW arrancó como telonero del esperado concierto de GUNS N' ROSES en Colombia. En las pantallas de video se pudo apreciar el arte de su más reciente producción musical "Angel Down", pintura de la carátula del disco inspirada por su padre David Bierk ya fallecido.

Sebastian Bach hizo delirar a miles de fanáticos al interpretar algunos clásicos del primer álbum cuando perteneció a SKID ROW como "Big Guns", "Piece of me", "18 and life", "Here I am" y Youth gone Wild". Entre los músicos que trajo para acompañarlo en la gira con Axl Rose destacó el baterista Bobby Jarzombek, integrante del grupo Halford (liderado por el vocalista de Judas Priest), y de Riot, banda de culto del power metal de hace dos décadas. Se unieron a él también en el show los guitarristas Johnny Chromatic y Nick Sterling, quien ha tocado con Steve Vai y Peter Frampton, así como el bajista Rob De Luca.
De "Slave to the Grind" sonaron el tema homónimo del disco y la famosa " Monkey Business". El cover de Aerosmith " Back in the Saddle" de "Angel Down" puso a saltar a los seguidores. En un momento de la presentación Sebastian paró de cantar cuando un asistente lanzó al escenario una botella de agua. El vocalista le increpó por el acto y cruzado de brazos lo miró fijamente. El públicó se unió al disgusto de Sebastian y acto seguido después de dejar salir la frase bye bye continuó la presentación. 

Los espectadores asintieron a la puesta en escena de Sebastian Bach. Recibieron bien los temas "You Don't Understand", "Live & Die", "You Bring Me Down" y "Angel Down". Las camisetas estampadas de los músicos tenían imágenes de la carátula del disco. Una voz en excelente estado y carisma en pleno auge fueron los detalles con los que se ganó al público. Por otro lado, la banda que acompañó al norteamericano fue impecable. El excelente desempeño de la base rítmica bajo/batería se conjugaba con la solvente ejecución de las guitarras.

Llegó el turno de la fiesta principal. Axl Rose saltó a la tarima. Un show de luces multicolores, pólvora e imágenes de video de Chinese Democracy dejaron estupefactos a los seguidores de GUNS. Cientos de chicas en shock emocional. Algunas lanzaron a la tarima sus sostenes. Axl los acomodó en uno de los atriles dispuestos en el escenario. Mientras daba sus giros acostumbrados con el micrófono y el baile de serpenteo clásico. El tema "Chinese Democracy" puso a delirar a cada uno de los roqueros apostados en el parque. Algunos críticos no salieron del asombro de ver a este cantante algo pasado de kilos con la energía y despliegue que todavía mantiene. Si embargo, la voz se apaga por momentos y no es la misma que tuvo. Es que los años no pasan en vano. "Welcome to the Jungle", "Rocket Queen", "It's so Easy", " Mr Brownstone", "Night Train", "Paradise City", todas del álbum debut de la banda original Appetite for Destruction condujeron a la locura al público.

No fue raro ver a Axl escapar del escenario para tomar algo de oxigeno por la altura de Bogotá. Aunque siempre será grande por todo lo que ha entregado a lo largo de su vida artística a la historia del rock. "Patience", "November Rain", una vez mas en medio de la lluvia y la sonrisa sarcástica de Axl. “Live and Let Die”, “You Could Be Mine” y “Knockin' On Heaven's Door”, del doble “Use Your Illusion” pagaron la boleta de este espectaculo. Dos covers además. El primero "The Wall" de Pink Floyd como antesala de "November Rain" y el segundo la clásica "Whole Lotta Rosie", canción del grupo de hard rock australiano AC/DC. Es el octavo y último track del cuarto album de la banda, Let There Be Rock y no pasó desapercibido en el concierto. Interpretación digna de un músico como Axl Rose en vivo.

En cuanto a los guitarristas Daren Jay Ashba, Richard Fortus y Ron Thal, el bajista Tommy Stinson, Frank Ferrer en la batería y el tecladista Dizzy Reed que viene con Axl desde 1990 hasta la actualidad destacaron por su virtuosismo y aporte a las exigencias de Axl. La gente los aplaudió sin cesar. En mi caso destaco el tema "Sorry" que sonó como Doom Metal de "Chinese Democracy". Allí estos grandes artistas recordaron el porqué Guns N' Roses es una de las agrupaciones inmortales del rock and roll.

El Fortín del caballero agradece a la organización y en especial al señor Dany Soto por permitir que nuestro medio de comunicación llegara a la localidad de platino para cubrir el concierto.