Últimas noticias

Unas palabras con Adrián Barilari sobre su nuevo trabajo: EL PODER DEL ABUSO DE PODER


Por: Ana María Barajas/ Corresponsal Internacional

La corresponsal por toda Suramérica, por estos días en Argentina, conversó con una de las voces más reconocidas de la escena Heavy Metal de Argentina, Adrián Barilari, sus inicios, su llegada y permanencia en Rata Blanca y su proyecto en solitario, con el que desde el 2000 ha editado tres trabajos. No tuvo tiempo de despedirse, pero lo cierto es que dejó claro que desea regresar a nuestro país, tanto con Rata Blanca como con su proyecto…

Adrián Barilari es sin duda alguna una de las voces más influyentes del Heavy Metal en nuestro continente. En facetas tan diversas como interesantes tanto en Rata Blanca, en la dupla con Bistolfi de Alianza como al interior mismo de sus producciones en solitario, es un cantante que sigue sorprendiendo por su versatilidad y su fuerzan que sin duda alguna están plenamente expresadas en su  nuevo álbum ABUSO DE PODER.
EL FORTÍN DEL CABALLERO NEGRO tuvo la posibilidad de asistir a uno de los shows en Buenos Aires que hace parte de la gira promocional de su nuevo álbum y de paso hablar con él sobre Rata Blanca y los planes actuales con su proyecto en solitario.
ANA MARIA BARAJAS (AMB): Adrián, muchas gracias por tu tiempo y bienvenido al Fortín. Para nosotros es un honor tenerte como invitado.  Hemos seguido tu carrera al interior de Rata Blanca, con Alianza y ahora en esta nueva faceta en solitario, pero sabemos que tu incursión al mundo de la música se da desde mucho tiempo atrás. ¿Cuáles fueron los inicios de Adrián Barilari en la música y de qué manera han influido en su momento actual como cantante?
ADRIÁN BARILARI (AB): Los inicios datan de muchos años,  yo empiezo a cantar desde los cinco o seis  años y toda mi vida fue rodeada de música y bueno yo siempre digo que mi infancia, mi adolescencia y mi juventud aportaron todo esto que aprendí para aplicarlo hoy a nivel profesional. Toda la vida estuve cantando y estuve componiendo y siempre lo hice como un hobby y luego ya de grande se dio la oportunidad con Rata y eso fue una especie de puntapié inicial a lo que hoy es mi carrera.
AMB: ¿Cómo y cuándo inicia tu participación como cantante de Rata Blanca?
AB: En realidad fue en el año 89, yo venía tocando con muchas bandas under  y a través de un amigo en común con Walter, quien se entera que Rata estaba buscando cantante y me comenta y yo obviamente le dije “mira yo tengo una banda estoy como ocupado en este momento”, me dijo bueno pero no importa, vamos a hacer que Walter se comunique contigo y bueno tuvimos una comunicación telefónica, después de unas charlas nos vimos, nos conocimos y en octubre del 89 empecé a hacer parte de la banda.
AMB: ¿Cuál es la experiencia que más recuerdas de esa primera etapa con Rata Blanca?
AB: La experiencia es confusa, porque yo entraba a una banda que ya estaba previamente consolidada, tenía que cubrir un espacio que dejaba un cantante que ya tenía un disco grabado, o sea que si bien yo no era consciente de lo que venía pasando, era como arriesgarme a que todo saliera bien o que no saliera bien. Fui aprendiendo en la medida en que me fueron dando el lugar, fui poniendo todo lo que yo había aprendido durante aquellos años de búsqueda y de verdad que fue muy bonito porque ya en el noventa comenzó una vorágine de giras, shows, grabación de discos al cual yo no estaba acostumbrado, pero bueno yo por eso siempre digo que se sigue aprendiendo a través del tiempo, no todo el tiempo. Hasta hoy con este nuevo proyecto seguimos aprendiendo cosas y todos los recuerdos son bonitos porque es un aprendizaje continuo.  
AMB: Entre esa primera etapa con Rata Blanca que inicia a finales de los ochenta, tu salida y tu posterior regreso en el dos mil estuviste trabajando junto a quien era el teclista de Rata Blanca en ese entonces, Hugo Bistolfi,  en un nuevo proyecto llamado  Alianza.  ¿Nos podrías contar un poco acerca del recorrido de Alianza?
AB: Con Hugo nos hicimos muy amigos y logramos una ecuación musical entre los dos que era muy buena, que resultaba muy cómoda. Con él grabamos tres discos, estuvimos de gira por México, parte de Latinoamérica y Argentina y fue como volver a empezar pero ya con algo de experiencia, con una apuesta distinta, con nuestros temas propios, la verdad que fue muy bueno. Conseguimos buenos contratos y tuvimos una carrera muy buena de siete años que duró lo que duró, pudo haber seguido de no ser porque Rata Blanca continuó en el dos mil, pero aprendimos muchísimo, la pasamos muy bien, hicimos amigos y conocimos muchísima gente importante.
AMB: En el año dos mil regresa un Rata Blanca que trae consigo nuevas experiencias musicales tanto de tu parte y la de Hugo Bistolfi, como de Walter Giardino con lo que fue Temple, ¿Qué tanto influyó esto en el nuevo momento musical de la banda?
AB: No sé si hay una diferencia de sonido, pero hay una diferencia que tiene que ver con la madurez también de nosotros como músicos que hace que hoy Rata suene más afianzada suene mas técnica, sin perder el equilibrio entre el Rock y la potencia. Aprendimos a manejar nuestros tiempos distintos y de otra manera en el escenario  y somos más fluidos. No estamos tan atentos al error del otro y por ahí estamos muy compenetrados en lo que hacemos a comparación de la primera etapa donde todo era muy veloz, iba todo muy rápido. En este caso nos tomamos las cosas de otra manera y me parece muy bien porque eso hace que uno se sienta más asentado en la música y de paso el sonido también pasa por ahí. Cuando el músico se relaja y se asienta y entiende lo que es el profesionalismo, también transmite eso a su sonido, más allá de las nuevas técnicas, de los nuevos equipos que estamos utilizando, creo que experimental y humanamente logramos otra cosa.
AMB: Hemos tenido la fortuna de contar con la visita de Rata Blanca en Colombia en varias oportunidades, ¿Qué experiencias son las que más recuerdas de tu visita a nuestro país?
AB: Extraño Colombia, porque conocimos mucho, porque nos trataron de maravilla, tengo muchos amigos y nada, tenemos ganas de volver a ir.  Hace mucho que no vamos, hemos pasado momentos muy lindos, unos shows increíbles y las mujeres colombianas son lo más, así que, seguramente vamos a volver en algún momento.
AMB: Actualmente cuentas con tres producciones de tu proyecto en solitario. ¿Cómo empieza esta nueva etapa en tu vida y qué cosas nuevas ha traído consigo? 
AB: Mi carrera como solista empieza en el dos mil con la vuelta con Rata Blanca porque en ese momento me proponen grabar un disco con los músicos de Nightwish y era un buen comienzo, empezar con esa producción, dije “¡no puedo dejar pasar esa oportunidad!” y ahí empezó, un poco también de casualidad, pero ahí comienza la carrera. Tuve una experiencia muy buena porque pudimos grabar con músicos argentinos, finlandeses, alemanes y había una producción muy interesante y entonces pensé, bueno esto va en serio y ahí empecé a tomar las cosas en serio mi proyecto individual. Después vino un segundo disco y ahora este tercero que es ABUSO DE PODER, que la verdad que me tiene muy contento y estoy muy cómodo con esto.
AMB: Tuve la oportunidad de descargar y escuchar por completo tu nuevo trabajo, indudablemente con un sonido mucho más oscuro y potente, que muestra otra faceta tuya como vocalista y como compositor. ¿Nos podrías contar un poco más sobre este nuevo trabajo?
AB: Es que yo pasé por distintas etapas musicales y a esta le encuentro un sabor diferente y me gusta mucho. Es un disco oscuro literalmente con letras más comprometidas que hablan de lo que nos pasa hoy en nuestro país, lo que me pasa a mí y de lo que les pasa a todos los argentinos, así que me parece que es un disco potente, que tiene mucha tela para cortar.   
A la gente le gusta, ha atraído un público más joven también porque es una propuesta más moderna y la verdad tengo una banda de músicos que es muy importante y suena muy bien,  así que estoy contentísimo con eso. Es un disco que es virtual.
AMB: Precisamente en esa dirección iba mi próxima pregunta, ¿Cómo se inicia tu relación con Don’t Pay Music y la decisión de lanzar tu nuevo álbum primero de manera virtual? 
AB: Es una modalidad que se impuso hace poquito en la Argentina, que la impone Don’t Pay Music, que me ofrecen grabar este disco, que me dan todas las posibilidades, que se cuelga en la net gratuitamente para todo el mundo y la gente poquito a poco va conociendo no solo Barilari sino las otras bandas que el sello también tiene. 
Pero también  tiene la posibilidad de que este disco deje de ser virtual y sea real que es lo que ya estamos viendo. Por suerte ya tenemos una edición que va a salir en un par de meses fabricado en Estados Unidos y se estará editando en junio o agosto de este año acá en la Argentina, así que también va a estar la versión física.
AMB: ¿Qué posibilidades hay de escuchar el disco en vivo en un futuro próximo en Colombia?
AB: Ojalá que alguien esté interesado también en llevarnos pero me gustaría que primero conozcan el disco así que invito a todos los colombianos a que entren a http://www.dontpaymusic.com  y bueno que conozcan el disco, que  lo bajen. Van a encontrar fotos, videos, están todas las letras. Es un disco completo y así Colombia empieza a conocer un poco de qué se trata.  Después en un futuro esperamos podemos ir.