Gamma Ray en Bogotá: ATACÓ EL HOMBRE BLANCO


Por: Javier Barrero
Fotos: Alejandro Barbosa.
Excelente, poderoso y correcto. Tres adjetivos que se podrían utilizar para describir el concierto de Gamma Ray en el Downtown Majestic el viernes 30 de abril del 2010. El grupo de Kay Hansen en vivo simplemente corroboró lo que se ve y escucha en los videos y en los dvds.
Excelente. La banda, es una de las mejores en lo que hace, Power Metal. Aunque algunos dicen que es la continuación de Helloween, Gamma Ray tiene su identidad propia. La puesta en escena, la entrega y el carisma de cada uno de los cuatro músicos hicieron que los 1500 asistentes aproximadamente disfrutaran plenamente del toque.
Poderoso. El Power Metal cuando es bien hecho y en vivo cuenta con una buena producción, suena poderoso. Eso fue lo que precisamente se sintió en el concierto: Poder.
 
Correcto. Da gusto ver que un evento se realizó tal como se programó. La entrada del público, la logística, la producción general y la actuación de cada una de las bandas teloneras fueron tal cual como se tenían previstas. Gamma Ray empezó a las 8.03 y terminó a las 10.03 de la noche.
Por cuestiones de tiempo quien raya estas líneas apenas pudo ver a Terra Sur, la banda de Medellín y a Legend Maker de Cali antes de ver a los alemanes. Cada una tocó material nuevo y antiguo, lo que mejor sonó de los caleños fueron un par de temas de su “Lies Bleeding the Blind”.
Para el Metal…
 
Gamma Ray viene girando desde hace un buen tiempo promocionando su más reciente trabajo “To the Metal”. La gira se llama “To the Metal Tour”. 
“We Will Rock You” de Queen a manera de intro en los parlantes, fue un excelente comienzo. Dio paso a “Welcome” de su gran HEADING FOR TOMORROW. La lista de canciones no varió mucho con respecto a la que vienen tocando en la gira: “Gardens of the Sinner”, “New World Order”, “Empathy”, “Deadlands”, “Fight”, “Mother Angel”, “No Need to Cry”, “Abyss of the Void”, “Armageddon”, “To the Metal”, “Rebellion in Dreamland”, “Man on a Mission”…
Dan Zimmerman, el baterista, tuvo tiempo para lucirse con un solo muy bien ejecutado. En una de las baladas Dirk Schlachter, el bajista, hizo las veces de guitarrista acústico, por momentos recordó al gran Steve Howe de Yes. Hansen también hizo un solo-intro muy bueno, en fin, se nota que cada uno de ellos se conoce muy bien, ya son más de 13 años que lleva tocando ésta alineación.
Cómo olvidar algo tan grande como Helloween. Hansen no lo hizo. Después de “Man on a Mission”, el grupo abandonó el escenario. Apenas un par de minutos y Gamma Ray regresó. ¿Are you ready to ride? Preguntó dos veces. El público respondió afirmativamente. “Ride the Sky”, de la época de Hansen en las calabazas terminó de enloquecer a los asistentes. Como si esto no fuera suficiente, introdujo el siguiente tema con “Es una canción de libertad, de ser auténticos”… ¿Cuál sería? Pues la mismísima “I Want Out”. Sonó demoledora. De nuevo abandonan la tarima. Rápidamente retomaron posiciones para tocar “Send me a Sign”. Gran final. Esta vez sí lo fue.
Gamma Ray, una auténtica máquina Power Metal. Atacó el hombre blanco. Esta vez no por la tierra y el mar. Atacó con el metal.