Últimas noticias

Lacuna Coil en Bogotá: RUIDOS EXTRAÑOS EN LO PROFUNDO DE LA VIDA


Por: Javier Barrero
Fotos: Santiago Galindo.
“…Ojalá el tiempo no logre borrar todos los lazos que te unen al Rock…”, sentencia Barón Rojo en el tributo que le hace a la guitarra en “Cuerdas de Acero”.
Las fronteras entre el Metal y otros subgéneros musicales cada día son menos visibles. Hoy en día algunos grupos exploran todas las posibilidades que la tecnología y la creatividad les permiten para la búsqueda de un sonido que pueda diferenciarlos de otros. Este podría ser el caso de Lacuna Coil, una banda italiana que pasa por ser Metal, pero que en la práctica resulta un híbrido igualmente interesante. Precisamente el grupo liderado por la carismática Cristina Scabbia tocó en Bogotá el pasado 12 de junio en el Downtown 7-27 para presentar su más reciente trabajo SHALLOW LIFE.
 
Por Colombia, dos bandas disímiles: Primero, INRI, un grupo que recuerda mucho a Evanesence, por el estilo de la música y por la voz y la estética de su vocalista, Karen Castiblanco, su menuda figura no parece suficiente para guardar toda la potencia y la fuerza de una garganta privilegiada, poco más de media hora fue suficiente para que, quienes no conocían a Karen y a INRI, se quedaran con una muy buena impresión.
 
El turno fue para Voltsender, una banda que va más por los lados del Heavy Metal Progresivo, poco tiempo pudo tocar, tal vez lo que más llamó la atención del público fue la versión de “Dead Skin Mask” de los thrashers Slayer. Es poco común que un grupo progresivo versione un tema de Thrash. Sonó raro, pero bien.
Después del aporte colombiano, a lo que fue a escuchar y a ver la gente: Lacuna Coil. El set del grupo estuvo compuesto en buena parte por temas del SHALLOW LIFE: “Survive”, “Underdog”, “I won’t tell you”, “I`m not afraid”, “Wide awake”, “Not enough” y “Spellbound”.
 
Del KARMACODE también sonaron varias canciones: “Closer”, “Fragile”, “To the edge”, “Fragments of faith” y la particular versión de “Enjoy the silence” de los ingleses Depeche Mode.
Del COMALIES tocaron “Heaven`s a lie”. Del UNLEASHED MEMORIES “Senzafine”, “When a dead man walks” y “19”.
Andrea Ferro, el vocalista, en vivo resulta todo un frontman: Salta, grita, corre y complementa muy bien a Cristina. Del trabajo de los músicos no hay objeción. En uno de los cambios de canción la vocalista habló de la pérdida que sufrió la música hace unos días: el gran Ronnie James Dio, la descarga de su singular Rock Gótico-Industrial-Rap siguió. El público, encantado completamente con lo que estaba escuchando, agradeció al grupo con gritos y le cantó a Cristina su cumpleaños número 37, gesto que ella celebró, a pesar de que en la cédula dice que nació el 6 de junio. Mejor tarde que nunca.
 
Un concierto bueno, de un grupo que no ha temido experimentar con sonoridades por momentos alejadas del Metal. Para unos, fenomenal, para otros, una prueba de que el Rock cada día se expande más y que deja muchos interrogantes, por lo menos los más puristas piensan así.