Khondor, Metal Ancestral: MAJESTUOSO VUELO CON PODER ANDINO


Por: Ángela López
Fotos: KHONDOR.

La banda de Medellín KHONDOR honra tributo al ave solitaria y emblemática que disfruta su vuelo entre las poderosas corrientes de aire. Símbolo de la fuerza, la libertad, la inteligencia y el enaltecimiento.

El cóndor era un animal respetado por los pueblos prehispánicos andinos creyentes  que su energía era capaz de elevar el sol sobre las montañas cada mañana.  Ascendiendo hasta las altas cumbres andinas, para posarse en los peligrosos acantilados empinados, algunas veces decorados por montañas de nieves perpetúas formadas con inmensos cañones y páramos que hacen más bella la extensa cordillera.

Su traje negro, combinado con el exótico collar de delicado plumaje blanco, ha inspirado a las antiguas tribus que desde la antigüedad dominaron este agreste territorio. Sus mitos lo convertían en un ave simbólica e inmortal, capaz de renacer hacia un nuevo ciclo o hacia una nueva vida. Infortunadamente las leyendas de sus poderes terapéuticos o mágicos han amenazado su existencia, llevándolo hacia un grave peligro de extinción.
 
KHONDOR ha tomado como base de inspiración para su música la mítica ave, Mauricio Giraldo, único miembro del grupo, califica su estilo como Thrash Death Metal complementado con sesiones andinas, incluyendo además de los sonidos del Metal tradicional, otros  instrumentos como el bombo Leguero, el Tambor, el Tiple -Mestizo y los vientos indígenas como la Quena y la Zampoña. El proyecto nació en la ciudad de Medellín en el año de 1997, época en la cual se da inicio al proceso de composición de temas que hacen parte del trabajo debut:   “ANDEAN PORTAL” FULL  LENGTH.

La mezcla sutil de diferentes géneros del metal como el Heavy, el Speed- Thrash, el Doom, el Death y el Black, fusionados perfectamente con sonidos andinos y melódicas voces, dan una agradable originalidad a la propuesta musical de KHONDOR, que actualmente se halla en la fase inicial de difusión de su primer trabajo musical, luego de un proceso de más de dos años de producción que comprenden dos EP’S: Uno, grabado en 2007-2008 con baterías programadas y el otro, durante 2009, con baterías reales acústicas. El Fortín del Caballero Negro habló vía internet con Mauricio Giraldo, único miembro del grupo.

Ángela López (AL): Mauricio, buenas tardes y muchas gracias por compartir un poco más de tu proyecto con nuestros lectores, primero que todo quisiera que desde tu visión personal describieras el significado de KHONDOR.

Mauricio Giraldo (MG): El ave andina cóndor de los Andes (Sic) es un poderoso símbolo y me pareció que coincidía con lo que el proyecto busca a nivel lírico y musical. Con fines estéticos del logotipo se modificó la palabra agregándole dos letras al principio. Era muy importante que la “N” pudiera imitar las alas del cóndor y quedara en la mitad del logo generando equilibro.

(AL): ¿Cuál es la filosofía de Khondor, qué quieres transmitir con tu música y con tus letras?

(MG): Sólo me gustaría que la gente de la región Andina abriera los ojos y valorara lo que tiene al frente. Estos pueblos de aquí han sido pisoteados por poderes que me gustaría fracasaran en sus planes hegemónicos. Las letras y la música giran en torno a eso. Pero qué vamos a hacer…la gente no despierta y de manera inexorable cualquier vestigio de cultura propia va desapareciendo absorbido por la aldea global del rebaño humano.

(AL): KHONDOR como proyecto personal ¿Qué satisfacciones y logros ha aportado a tu realización como artista?

(MG): Ha sido un paso gigantesco, pero es sólo el comienzo.

(AL): Cuéntame un poco ¿Qué dificultades has tenido que sortear para sacar adelante tu proyecto?

 

(MG): La propuesta es en sí atrevida. A mí me parece que hemos entrado a una nueva década del siglo y que esa vieja oposición entre el “Retro” y la “Avant Garde Music”, está por quedar obsoleta. Toda la música y el Metal en particular, ha caído en la trampa de ponerle tiempo al arte, de creer que la música está arrastrada por la historia, cuando en verdad este arte está más allá del tiempo. Para los pueblos ancestrales el tiempo no es lineal y así debería funcionar el arte musical, pero esa realidad tampoco la vamos a cambiar mientras exista esta decadente civilización.

Khondor supera esa oposición entre el pasado y el futuro, entre lo viejo y lo nuevo. Fusiona un Thrash Metal (con pintas Death y Black) clásico, con instrumentos autóctonos generando lo que se podría denominar “Folk Metal”, pero como vez, no vendría siendo lo que en el mundo ha consolidado como Folk Metal de manera estricta. Este subgénero nació en Europa a partir de un Post-Black primitivo para luego consolidarse con bases Black y Death, o a veces con Doom o Power. Así pasó al resto del mundo y en cantidad de lugares hay bandas que agregan su folclor autóctono, pero siempre sobre esa base de Metal que se supone “Da el estilo”. Khondor rompió con eso y le cambió la base al Folk Metal. Esta situación ha creado confusión mutua tanto entre “Thrasheros” como entre “Folkeros”. A los primeros los decepciona que les dañen “la pureza del género”, y algo parecido podrán decir los segundos. Sin embargo, la banda ha gustado mucho y no conozco comentarios desfavorables, al menos que vengan de gente que sabe lo que dice. No es casualidad por cierto, que la gente que mejor opina de Khondor, es la gente con más conocimiento musical. El problema principal ha sido el cómo ofrecerle esto a la gente: ¿Cómo explicarle al “Thrasher” que esto no es Folk Metal y al “Folk Metalero” que esto no es Thrash como tal, a pesar de que tiene de ambas cosas? Las palabras empiezan a estorbar para describir esta propuesta: Hay que escucharla.

(AL): ¿Por qué decidiste mezclar el sonido del Metal con instrumentos andinos y qué significado tiene para ti el folclor andino?

(MG): Yo llevaba mis años componiendo temas de Metal Clásico, hasta que en la universidad, uno de los miembros de la extinta banda Desertor, me habló de la posibilidad de esa fusión. Quedé de boca abierta con esa posibilidad y desde entonces me demoré unos cinco años en plasmarla en un estudio. Nadie me iba a colaborar y no perdí mi tiempo detrás de la gente, por eso grabé solo. El Folclor Andino integra culturalmente a una serie de pueblos diversos que habitan un espacio místico como son los Andes. Al infame Nuevo Orden Mundial globalizador no le conviene el despertar de los Andes. Para mí era un elemento adicional de fuerza al Metal incluir este folclor. Desde el principio sabía que las cosas no saldrían mal, la cosmovisión del Metal coincide desde lo general, con el folclor. Al Metal es más lo que lo asemeja, que lo que le diferencia del folclor. Ambas son músicas populares. Ambas permanecen intocables por las modas. Ambas son casi inmunes al paso del tiempo. Ambas miran al pasado. Y así puede uno seguir indefinidamente.

(AL): ¿Cómo ha sido el lanzamiento, promoción y aceptación de tu trabajo debut ANDEAN PORTAL?

(MG): Las cosas van despacio, por limitaciones de tiempo y dinero, pero se están haciendo correctamente. Los problemas para esos fines, salvo el de la cuarta respuesta, son en general los mismos que enfrentan todas las bandas que apenas comienzan. Eso le pasa a todas las bandas aquí: Te felicitan, te admiran, te halagan, ¡PERO NO TE COMPRAN TU TRABAJO! Así de sencillo. Detalles sobre el trabajo, para adquirirlo, se encontrarán al final de la entrevista.

 


(AL): ¿Cuál es tu sentimiento hacia nuestras raíces andinas y en general hacia las culturas ancestrales que plasmaron su arte a través de elementos naturales?

(MG): Me honra la poca o mucha sangre que de esos pueblos ancestrales corra por mis venas. Los honro adentro y afuera, admiro su cosmovisión y su espiritualidad. Creo que por cuenta del bastardo usurero y mercader de estirpe canalla, de Cristóbal Colón, la cultura y civilización de aquí se quedó en el limbo. Pero como no podemos cambiar ese pasado, ahora tenemos que unirnos todos los pueblos espirituales y crear un renacimiento de la región, sin racismos inversos (Odio a lo español) ni revanchismos estériles. Me indignan por otro lado, los oportunistas conspiradores, que se aprovechan de los reclamos de los indígenas para hacer negocio o infiltrar sus ideologías malditas que favorecen la civilización mercantil.

(AL): Aunque KHONDOR es un proyecto personal, seguramente hay personas o empresas que han creído en el  ¿Quiénes han apoyado tu proyecto?

(MG): Por respeto a sus nombres, no los menciono, así sea para hablar bien. Ellos saben quiénes son. Desde aquí un agradecimiento fraternalmente ancestral para esos camaradas que me han colaborado.

(AL): Por último, quisiera pedirte un mensaje para los lectores de la página y en general para los admiradores de KHONDOR.

(MG): Me han dicho que los descresta esta propuesta: ¿Entonces qué esperan para unirse al proyecto si ya tocan algún instrumento? ¿O qué esperan para ustedes mismos formar bandas que toquen así?

Y más que nada, un agradecimiento a ti Angie, al Fortín y a Munseishi, de la gran banda orgullo nuestro Guhaihoque, que hizo posible esta entrevista para este prestigioso espacio.

Aquí va un enlace donde se encuentran todos los contactos de Khondor, recuerden que se buscan músicos interesados que toquen cualquiera de los instrumentos de siempre, de la parte andina como el caso del Tiple, Yo ya sé como encargarme en las presentaciones, no se preocupen por eso. Sólo hacen falta un baterista, un bajista y un guitarrista líder.

http://www.myspace.com/khondorband