Therion presentó su SITRA AHRA en Bogotá: SINFONÍA CON PESO DE METAL


Texto y fotos: Javier Barrero.
Therion versión 2010. De nuevo Christofer Johnsson sorprendió al mundo artístico con una obra que llamó SITRA AHRA. El paso por Colombia para presentarla era casi obligatorio, teniendo en cuenta que el público colombiano es uno de los más fieles a este grupo sueco que a través del tiempo ha traspasado los límites de lo musical para llevar su arte a dimensiones oníricas.
Inicialmente se había programado un concierto para el sábado 9 de octubre. Las boletas se acabaron, ante esta circunstancia y con mucha gente interesada en ver al grupo, la organización decidió incluir una segunda fecha, el viernes 8 de octubre en el Teatro Libre de Chapinero. De este concierto trata esta crónica.
No Heaven fue la banda nacional encargada de abrir. La hora de acceso de la prensa al teatro no permitió ver la actuación del grupo. La espera por ver a Therion no fue tan larga, 8.20 de la noche, cada uno de los integrantes ocupaba su sitio: Johan Koleberg en la batería, Christian Vidal en la guitarra líder, en el bajo, un invitado de lujo para esta gira: Valdemar Sorychta (Ex Grip Inc, ex Rotting Christ) y productor de dos trabajos de Therion: VOVIN y CROWNING OF ATLANTIS, en las voces, otros grandes: Thomas Vikstrom (Ex Candlemass) y Snowy Shaw (Ex baterista de King Diamond, ex Notre Dame, ex bajista de Dimmu Borgir), las voces femeninas, a cargo de Katarina Lilja y Lori Lewis. Con unos artistas de este nivel es difícil que un grupo suene mal. Johnsson salió al final vestido como aparece en el nuevo cd.
La Metal-Ópera comenzó con “Sitra Ahra”, del álbum homónimo. Simplemente alucinante. La reacción de los casi 600 asistentes al teatro no se hizo esperar. Tenían al frente a uno de los mejores grupos del grupo. No hubo tiempo para descansar porque continuaron con “Secret of the Runes” del álbum del mismo nombre. El sonido, sin mayores inconvenientes. Así debe ser. Música tan bien hecha no puede oírse regular. Snowy Shaw saludó a Bogotá y preguntó do you want anything more brutal?...this is “Typhon”…del LEMURIA. Aplastante. Nos recordó que Therion también hace Metal Pesado. De nuevo a presentar un tema del SITRA AHRA, era “Hellequin”. A pesar de ser un trabajo tan nuevo, de hecho en Estados Unidos se lanza apenas el 25 de octubre de este año, los asistentes corearon con Shaw el tema. Del SECRET OF THE RUNES sonó “Niefelheim”, ahora seguía “Voyage of Gurdjieff”, del SIRIUS B. Ya Vikstrom y las dos cantantes tenían todo bajo control.
Fue el momento para regresar el siglo, era “Wine of Aluqah” del maravilloso VOVIN. Cada uno de los asistentes recordó la razón por la cual estaba ahí: Escuchar el mejor Metal Sinfónico del mundo. El turno fue para “Ginnungagap”, del SECRET OF THE RUNES. “Kali Yuga III” del SITRA AHRA continuó con el ascenso. “Call of Dagon” del SIRIUS B seguía en la lista. Ahora era Lori Lewis quien se robaba toda la atención al cantar la balada “ The Siren of the Woods” del gran THELI. Rara vez tocan en vivo este tema.  
Pasada la emoción del tema, más emoción aún, “Enter Vril-Ya” del DEGGIAL, apenas para que el señor Johnsson saludara y hablara sobre la emoción que sentía al tocar en la capital colombiana por tercera vez, dijo algo así como “Bogotá…just three words…To Mega Therion”. Demasiada emoción, demasiada devoción del público por una de las canciones que sin lugar a dudas marcó un punto importante en la carrera de la banda sueca.
Viaje al fondo de la bestia…
Después de esa tormenta, la calma, Lori Lewis dijo un par de palabras en español y luego habló sobre la próxima canción…”Lemuria” del álbum con el mismo nombre. Lucimiento total de Thomas Vikstrom. Therion parece que fuera hecho de alguna clase de material que no se desgasta, ya había completado más de una hora de presentación y ninguno de sus integrantes mostraba signos de cansancio, por el contrario, se notaba que estaban felices sobre la tarima. Del GOTHIC KABBALAH sonó “The Wand of Abaris” para darle paso a “Abraxas” del LEMURIA. Despedida del grupo. Parecía la definitiva. No lo fue.
“Dies Irae”, momento en el que Johnsson aprovechó para que el nuevo guitarrista del grupo, el argentino Christian Vidal, saludara a los asistentes, se notó la emoción del músico cuando dijo que parecían 5000 y no 500 quienes estaban en el teatro. Él mismo presentó el siguiente tema “Quetzalcoalt”, del LEMURIA. De nuevo se fueron. Pasaron apenas dos minutos hasta que tocaron “Rise of Sodom and Gomorrah” del VOVIN. Tal vez esta y “To Mega Therion” son las canciones que no podrán dejar de tocar en vivo. La gente se la sabe de principio a fin. Cerraron con “ The Blood of Kingu” del SIRIUS B. Un final apoteósico. 
No se sabe que es lo que encanta de Therion... ¿Será el Dragón Rojo? ¿Será la magia de Jhonsson al tocar? Habría que preguntarle a Thomas Karlsson cómo carajo hacen de una Sinfonía Metal Pesado... y cómo hacen del Metal una Sinfonía Pesada...