MÁS ALLÁ DEL PODER INFINITO DE LA GUITARRA


Por: Alejandro Barbosa. El Fortín.
Dentro del marco de un lugar apacible con los sonidos de guitarra de Angus Young de la legendaria banda de rock AC/DC de fondo y con una antesala de videos de grandes monstruos de este instrumento musical como Steve Vai, Joe Satriani e Yngwie Malmsteen, se desarrolló ayer en el Centro de rock arte y blues (Crab s) un concierto inolvidable para los fanáticos del talentoso musico colombiano Tom Abella. Este artista se destacó por la autenticidad de sus notas y el virtuosismo con la guitarra que lo destacaron anoche e hizo recordar al público la tristeza y melancolía que Jason Becker expresa con sus melodías en sus temas por más rápido y veloz que es, sumado también al poder y la fuerza de un Eddie Van Halen en concierto. Cada uno con carácteres autónomos porque como segun afirmó Tom ayer a su música él siempre le imprime un estilo propio. Y ésto se pudo obervar en Crab s con la presentación de "Tinitus", el segundo álbum de Tom Abella. Una clase magistral de rock para los presentes porque no sólo Tom fue la figura de la noche. También sus músicos demostraron el porqué están en su banda. El maestro Ricardo Barrera Tacha en el bajo, Oscar Vergara en el teclado y Mario Salazar en la batería fueron sus complices y destacaron un completo repertorio de "Nacidos para la batalla" además de "Tinitus" que es según Abella "una producción mucho más madura y con fuertes influencias jazzísticas".

Los cuatro conformaron un excelente equipo en el lugar y no por nada se ganaron los aplausos y la ovación de los asistentes, pues Ricardo Barrera es docente de las universidades Distrital e Incca, Oscar Vergara es egresado de composición de la orquesta del conservatorio de la Universidad Nacional de Colombia y Mario es estudiante de la misma institución y el potencial y talento que tienen estos músicos, es fruto de una disciplina constante y del aplicado trabajo de ensayo previo.

Oscar, propietario de Crab s escapó de la "Silla eléctrica" para volar también con la presentación de Tom Abella y admirar con la experiencia que él también tiene, la calidad de este músico nacional, a quien el Fortín del caballero negro tendrá como invitado en perfiles como un homenaje a toda su carrera desde que comenzó en los ochentas como músico empírico a través de sus amigos y con las descargas de Tommy Iommi de Black Sabbath.

El caballero negro se llenó de energía con los acordes y riffs del talentoso guitarrista y cuyo principal motivador de la noche fue su esposa Astrid, quien espera otro bebé del artista y a quien seguramente también él le dedicará otro de sus temas musicales como lo hizo con su bella hija Iris. Ya en el Teatro Skandia durante el lanzamiento de Tinitus en noviembre de 2005 se pudo apreciar el encanto de esta melodía compuesta para Iris. Sin lugar a dudas Tom Abella es un maestro de la guitarra eléctrica y cuyo experimento crece sin medida por el valor y esfuerzo de las etapas que ha tenido en su carrera sin "clonar" a nadie. Por su propia maduración personal y académica.
¡Congratulations Tom!