DE COLECCIÓN: EXODUS - Tempo Of The Damned


"...Sin duda alguna un gran retorno que devuelve toda la credibilidad a un auténtico clásico. El grupo ha vuelto con una fuerza tremenda, recuperando su clásico sonido sin reservas y dispuestos a hacernos Thrashear hasta dislocarnos el cuello. El sonido también está muy logrado, Andy Sneap ha conseguido emular fielmente y con calidad el rollo de la banda en los 80. Las guitarras de Gary Holt y Rick Hunolt están bien trabajadas. La voz de Steve Zetro Sousa no ha perdido ni un ápice de fuerza ni de carisma... " Review realizada por: Antonio Cerezuela para http://www.rafabasa.com en apoyo al Caballero negro en Colombia http://fortindelcaballero.com
Vaya retorno el que nos propone todo un clásico de la Bay Area, Exodus han vuelto y de que manera, hasta Gary Holt ha decidido dejarse de nuevo el pelo largo para el retorno de la banda. Elementos estéticos aparte, el grupo ha vuelto con una fuerza tremenda, recuperando su clásico sonido sin reservas y dispuestos a hacernos Thrashear hasta dislocarnos el cuello.

Desde el principio la caña te ataca con Scar Spangled Banner, War Is My Sheppard tiene una fuerza demoledora, Blacklist tiene todos los elementos de la Bay Area, Shroud Of Hrine tiene un tremendo riff muy machacón, Impaler es todo un ejercicio de Thrash Metal, y así podría seguir hasta el final.

El sonido también está muy logrado, Andy Sneap ha conseguido emular fielmente y con calidad el rollo de la banda en los 80. Las guitarras de Gary Holt y Rick Hunolt están bien trabajadas, Sealed With A Fist tiene un gran solo, y la batería de Tom Hunting tiene una importante presencia, algo carente de fuerza pero bastante lograda para lo que acostumbramos hoy en día. La formación se completa con el bajista Jack Gibson, acompañante de Gary Holt en Wardance, y que ya grabara con Exodus aquel directo de reunión editado bajo el nombre de Another Lesson In Violence en 1997.

Hay algún que otro retazo moderno en temas como Forward March, el citado Sealed With A Fist o Throwing Down, pero son solo eso, retazos que no mancillan en absoluto un magnífico retorno repleto de Thrash Metal del clásico, del de verdad, además hay que decir que los dos últimos son temas pertenecientes a la época de Wardance.

La voz de Steve Zetro Sousa no ha perdido ni un ápice de fuerza ni de carisma, estando a la altura de discos como Pleasures Of The Flesh o Fabulous Disaster, y completando el conjunto de manera grandiosa.

El disco se cierra con una aguerrida Tempo Of The Damned, que te recuerda para que han vuelto Exodus, para thrashear con pura violencia.

Sin duda alguna un gran retorno que devuelve toda la credibilidad a un auténtico clásico. A ver si la gente se toma interés y deja de pensar en Machine Head como un grupo de Thrash Metal, porque si escucháis este disco, os daréis cuenta de que no tiene nada que ver.

Thrash or be Thrashed!!!

Antonio Cerezuela.