TRIBUTO KISS en vivo:



ROCK ‘ N ROLL TODA LA NOCHE Y FIESTA TODO EL DÍA…
¿Algo más? No señor, gracias.

Por: Javier Andrés Barrero Salazar (elidiomadelrock@dyna-radio.com)
Fotos: Fernando Gómez

Generalmente ver en vivo tributos de leyendas rockeras resulta algo aburrido. No es el caso de este TRIBUTO KISS, todo lo contrario, verlo sobre el escenario, con la vestimenta, los gestos e incluso casi la misma rutina musical que los dioses KISS, es todo un ritual lleno de energía, magia y excelente música.

Algunos teníamos serias dudas sobre el sitio del toque, simplemente porque la invitación era apenas para 100 personas, el bar, DYNASTY, un auténtico museo dedicado a Stanley, Simmons, Frehley y Criss, cumplió con creces su compromiso. Como era de esperarse, 10 días antes del evento la boletería se agotó.

Desde tempranas horas de la tarde la gente de producción se encargó de que todo saliera bien, la banda hizo la prueba de sonido de rigor, acá se le debe dar un agradecimiento especial a Hugo Jiménez, encargado del sonido. La banda sonó muy bien a través de los 14 temas que interpretaron esa noche.

Quien escribe estas líneas, acompañado de Alejandro Barbosa, encargados de EL FORTÍN DEL CABALLERO NEGRO, se encargó de la presentación formal del concierto, a medida que la noche llegaba, el público esperaba ansioso. Por cortesía del organizador, se rifaron camisetas de KISS y algunos calendarios rockeros.

El reloj casi marcaba las 11 cuando a la tarima se subieron estos cuatro personajes, cada uno poseso por la personalidad enigmática que encarna. El mismo Gene Simmons presentó al grupo: “All Right Bogotá, you want the best, you got the best, the hottest band in the World, KISS”, algo así como “Okey Bogotá, ustedes quieren lo mejor, ustedes tienen lo mejor, la banda más caliente del mundo, KISS”. Histeria total.

La descarga comenzó con “Detroit Rock City”, del espectacular DESTROYER. Tremendo inicio. La demora del grupo pasó a un segundo plano cuando empezaron a tocar. Siguió atacando con “Deuce”, el excelente tema de su álbum debut “KISS”, ¿acaso KISS tiene canciones malas? Ummm, no creo.

Seleccionar un repertorio para tocar en vivo en el caso de una agrupación con más de 30 y tantos trabajos oficiales, es todo un reto, mal contados serían como 350 canciones. ¡ Qué camello ¡

Pues el Tributo no desentonó. Desempolvaron del glorioso DYNASTY el tema más conocido del grupo en todo el mundo “I was Made for Loving You”, el público enloqueció, Paul Stanley, con su sello particular, se movía y provocaba el delirio de más de una mujer.

Cabe mencionar el tipo de asistentes, estaba convencido de que vería veteranos de la vieja guardia ataviados para la ocasión, para sorpresa de muchos, el 70% del público estaba compuesto por jóvenes que no superaban los 23 ó 25 años. Lo mejor era que cantaban a todo pulmón los temas. KISS es KISS. Punto.

Gene Simmons no dejaba de sacudir su portentosa lengua, era su turno, nos recordó la grandeza del CREATURES OF THE NIGHT. ¿Cómo? Sencillo: “I Love It Loud”.

El repaso continuó con el tema homónimo del trabajo de 1987 “CRAZY NIGHTS”.

Si quedaban dudas sobre el repertorio, el grupo se encargó de borrarlas, Uahhhh… como no, era “Heaven´s on Fire” del no menos poderoso ANIMALIZED.

Recordaron nuevamente el DESTROYER, esta vez con “Shout It Out Loud”. Espectaculares.

Tal vez uno de los momentos más emotivos fue cuando Paul cantó “Forever” del “HOT IN THE SHADE”, un trabajo bastante bueno. A pesar de que muchos critican este tema (¿Por qué está co escrito por Michael Bolton acaso?), lo cantan con gusto. Sobre todo las niñas.

Acto seguido la magia de Ace Frehley se hizo presente, después del impresionante “Shock Me” del no menos grandioso LOVE GUN, de su guitarra empezó a salir fuego, luego una cortina de humo que tal vez incomodó a más de uno (Por el tamaño del local, no más). No importa, eso es parte del show.

“God Gave Rock’N Roll to you” fue la siguiente. Gran tema. De nuevo el señor Simmons se apoderó de la atención, de su boca brotó sangre a borbotones, era el inicio de “God of Thunder” del DESTROYER, en el intermedio del tema el señor Criss aprovechó la oportunidad para hacer un solo de batería que por momentos recordó el gran “100.000 Years” del primer álbum del grupo. Se lució Peter. De hecho todos se lucieron.

El ambiente estaba más que listo para ver y escuchar otro temazo, como no “Take It Off” seguía, infortunadamente las niñas que bailan y se desnudan al compás de la canción, brillaron por su ausencia. AHHHH.

Paul se adueñó de la atención al chuparse los dedos, ya más de uno sabía cuál canción seguía, por supuesto “Lick It Up” del sensacional LICK IT UP, tan insinuante como rockero.

Paul habló con el público: ¿Do you want a little more? ¿Quieren un poco más? Yeahh, contestó la masa. I wanna Rock’N Roll all night and party every day (Quiero Rock N Roll toda la noche y fiesta todo el día. ¿Quién no? Infortunadamente todos sabíamos que era el tema de despedida. Siempre lo es. Claro está que Paul, como de costumbre, rompió una guitarra ante el delirio del público que quería más. Por desgracia no fue así.

Fueron 78 minutos en los que recordamos que KISS es sin duda alguna la banda más grande de Rock’N Roll de todos los tiempos. La producción general del evento estuvo a la altura, agradecimientos especiales a Gabriel, Javier y a la gente de seguridad, quienes tenían otra motivación especial para este concierto: rendir tributo a la memoria de Jason, un rockero que decidió dejar este mundo el domingo anterior al toque. A David, organizador del evento, mil gracias por todo. Fuimos sólo 100 los afortunados, ojalá la próxima vez seamos más. No sé si se me pasó algo, lo que si sé es que se me acabaron los superlativos…